Molinos de Viento

Los Gigantes del Quijote

La imagen más icónica de Campo de Criptana

declarados Monumentos de interés Histórico-Artístico y Bienes de interés Cultural

La imagen más icónica de Campo de Criptana y del Quijote, que se respira aquí en todos los rincones. Y es que, según los estudiosos cervantistas, los Molinos que dan nombre a esta sierra eran los gigantes contra los que combatió el Ingenioso Hidalgo en el capítulo VIII de la primera parte de la universal obra de Miguel de Cervantes.

Campo de Criptana fue el mayor conjunto de molinos de La Mancha. En las relaciones topográficas de Felipe II, en 1575, reza: “Hay en esta Sierra de Criptana, junto a la villa, muchos molinos de viento” y en el Catastro del Marqués de la Ensenada, en 1752, aparecen reflejados 34 molinos.

Campo de Criptana fue el mayor conjunto de molinos de La Mancha. En las relaciones topográficas de Felipe II, en 1575, reza: “Hay en esta Sierra de Criptana, junto a la villa, muchos molinos de viento” y en el Catastro del Marqués de la Ensenada, en 1752, aparecen reflejados 34 molinos."

El Quijote y los Molinos

Don Miguel de Cervantes puso a los molinos de viento en el mapa con el episodio de la lucha de Don Quijote contra los gigantes: “En esto descubrieron treinta o cuarenta molinos que hay en aquel campo”. Es evidente que solo un lugar como la Sierra de Los Molinos de Criptana pudo servir de inspiración a Cervantes para crear esta conocida aventura.

Tres de estos molinos históricos del siglo XVI: Burleta, Infanto y Sardinero conservan su estructura y maquinaria original como hace casi 500 años. Tres más conservan sus restos arqueológicos, como los llamados: Castaño, Paletas y Burillo.

 

En la actualidad, son doce los molinos que se divisan sobre la Sierra de Los Molinos y uno sobre el Cerro de La Paz, declarados Monumentos de interés Histórico-Artístico y Bienes de interés Cultural en el año 2001:

Sierra de los Molinos

La Sierra de los Molinos de Campo de Criptana alberga un conjunto de molinos de viento de singular interés patrimonial que la convierten en un paisaje cultural de gran valor.

El conjunto lo integran tres molinos históricos: Burleta, Infanto y Sardinero, aun funcionales, supervivientes del numeroso grupo que pobló el paisaje criptanense desde el Siglo XVIII, más otros siete molinos: Lagarto, Culebro, Pilón, Cariari, Inca Garcilaso, Quimera y Poyatos resultado de reconstrucciones realizadas en las décadas de los años 50 y 60 del siglo XX. Además, se conservan numerosos restos constructivos de otros molinos históricos, o de sus silos de molienda, como son: Castaño, Paletas, Burillo y el silo del molino Tahona.

Información de interés

Ubicación:

Sierra de los Molinos 

Tipo de visita:

·Visita libre al sitio histórico de La Sierra de los molinos de Campo de Criptana. Acceso gratuito.

·Visita guiada a alguno de los molinos visitables con explicación de su estructura, maquinaria y funcionamiento. Es necesario adquirir entrada en la oficina de turismo.

·Molienda tradicional. Cada primer domingo de mes, es posible visitar uno de los molinos históricos en funcionamiento. Pinche aquí para más información (enlace a la página de la molienda).

Precio:

Visita libre al entorno de la Sierra: Gratuita.

Visita informada a los molinos visitables:

  • Molinos históricos con maquinaria del Siglo XVI:
    • 3,00 € tarifa general
    • 2,00 € tarifa reducida
    • Gratuita para niños de hasta 5 años.
  • Molinos maquinaria Siglo XVI + C.I. Molinos de Viento “Gigantes del Quijote”
    • 6,00 € tarifa general
    • 4,00 € tarifa reducida
    • 3,00 € visitas para centros educativos de E.Primaria y E. Secundaria.
    • Gratuita para niños de hasta 5 años.
  • Todos los recursos visitables:
    • 10,00 € tarifa general
    • 7,00 € tarifa reducida

Horario:

Oficina de turismo

lunes a domingo

De 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 h. (el horario puede variar en verano)

Cerrado los días 24, 25 y 31 de diciembre, 1 y 6 de enero

Teléfono:

Más información

Un paseo por el entorno de la Sierra de Los Molinos hace que el visitante goce del solaz que ofrece la llanura manchega que desde allí se divisa, de una luz especial y unos atardeceres únicos.

 

¿Cómo llegar?

Molino Burleta

Es muy curiosa la historia del nombre de este molino, también llamado “burlapobres”.

Estas denominaciones hacen referencia a la sospecha de que algún molinero cometiera prácticas fraudulentas, es decir, que se apropiara parte del grano que debería entregar al propietario que allí había llevado a moler su cereal. Esta mala fama no era exclusiva de este molino, y se justifica en la precariedad en la que solían vivir los molineros. De aquí viene el dicho “De molinero cambiarás y de ladrón no escaparás”.

Del S. XVI, se trata de uno de los 34 molinos descritos en el Catastro de Ensenada de 1752. Conserva sus mecanismos y estructura originales, y es Bien de Interés Cultural, al igual que los molinos Infante y Sardinero, desde 1978.

Molino Infante

Al igual que la mayoría de los molinos, tomaban el nombre del propietario o del molinero. En este caso, el Molino Infante, también llamado “Infanto”, toma su nombre de la primera familia propietaria, Los Infantas, en esos tiempos una de las familias más ricas de Campo de Criptana, que lo arrendaba.

Declarado Monumento de Interés Histórico (hoy Bien de Interés Cultural) en 1978, al igual que el Burleta y el Sardinero, conserva la estructura y maquinaria originales, así como todos los elementos necesarios para la molienda. Del S. XVI, se trata de uno de los 34 molinos descritos en el Catastro de Ensenada de 1752.

Es uno de los molinos históricos y es visitable. Se puede acceder, entre otros espacios, mediante la visita guiada que organiza la Oficina de Turismo, y así conocer de primera mano la estructura, maquinaria y funcionamiento de un Molino de Viento.

Molino Sardinero

Este molino se encuentra, a diferencia del resto, en el Casco Urbano de Campo de Criptana, concretamente en el Cerro de La Paz, lo que hoy es una plazuela y que en la época de construcción del molino se encontraba libre de viviendas. Este espacio se encuentra contiguo a la Sierra de los Molinos. El Cerro de La Paz es un lugar emblemático en el podremos encontrar otros espacios de interés como la casa-cueva o la Ermita de la Virgen de La Paz.

Su nombre proviene, probablemente, del apodo o apellido de su primer propietario.

Es uno de los molinos históricos declarados Monumento de Interés Histórico en 1978, y al igual que el Infante y el Burleta, conserva la maquinaria y estructura originales.

La primera mención documentada sobre este molino es del S. XIX. Sufrió un incendio y fue comprado en 1875 para ser reconstruido (podemos encontrar alguna inscripción grabada con la fecha 1878). En 1883 se encontraba de nuevo activo. El Sardinero es el único molino de viento en Campo de Criptana que conserva su edificio histórico completo.

Molino Culebro

El Molino Culebro rinde homenaje a la figura de Sara Montiel, que nos permite alcanzar a comprender la importancia de esta artista natural de Campo de Criptana. Siempre quiso que su museo estuviera en un molino, y lo inauguró ella misma en 1991.

Sara Montiel fue una cantante y actriz de origen humilde que logró alcanzar reconocimiento internacional (la primera artista española en Hollywood), y cuya relevancia alcanzaremos a comprender con la visita a este espacio, repleto de objetos personales y relacionados con su trayectoria profesional, para conocer a la artista y a la persona.

Fotografías, vestuario, cuadros, carteles… incluso un piano, dispuestos de manera adecuada para conocer a la Sara Montiel “artista” en la planta baja, la Sara Montiel “mito” en la planta intermedia, y por último a la Sara Montiel “mujer y madre” en la planta superior.

Molino Quimera

Museo dedicado a la Semana Santa de Campo de Criptana, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional.

En el Molino Quimera se recrea uno de los eventos anuales más importantes para vecinos y vecinas de Campo de Criptana, la Semana Santa. Aquí podemos descubrir, de manera concentrada, todos los pasos procesionales que colman esta semana santa, recreados en miniatura por el artesano local Carmelo Díaz-Ropero.

El Molino Quimera está construido en las inmediaciones del lugar en el que antes estaba el desaparecido Molino Pilón. Su denominación es tomada de uno de los molinos que aparecen en el Catastro de Ensenada de 1752.

Molino Lagarto

El Molino Lagarto alberga contenidos temáticos relacionados con la poesía.

Edificado sobre las ruinas del desparecido molino Aburraco, su denominación fue tomada de uno de los molinos que el Catastro de Ensenada de 1752 situaba en el paraje de El Pico.

Molino Poyatos

Situado frente al Molino Infante, en la entrada a la Sierra de los Molinos desde el núcleo urbano, podemos acceder libremente a este molino, que abre sus puertas a diario en su función de Punto de Información Turística , y en el que nos ofrecerán los detalles que harán de la visita a Campo de Criptana, y a su entorno, una experiencia redonda.

Desde aquí se coordinan las visitas al Molino Infante, al Molino Culebro-Museo de Sara Montiel, y a la Casa-cueva “Pastora Marcela”

Podremos conocerlo en visita guiada, en conjunto o por separado.

Molino Inca Garcilaso

El Molino Inca Garcilaso alberga contenidos temáticos relacionados con el oficio de la labranza.

Actualmente permanece cerrado.

Molino Cariari

El Molino Cariari alberga contenidos temáticos relacionados con el cine y con Enrique Alarcón Sánchez-Manjavacas, natural de Campo de Criptana, con una trayectoria profesional en el mundo del cine de 44 años, en los que trabajó como escenógrafo en más de 260 películas con los grandes directores de cine español de su época. En 1990 recibió el Goya de Honor a toda su carrera.

Actualmente permanece cerrado.

Molino Pilón

El Molino Pilón alberga contenidos temáticos relacionados con el mundo del vino.

El Molino Pilón que podemos ver en la actualidad (existió otro molino, ya desaparecido, con el mismo nombre) se encuentra cerca de donde antaño estuvo el ya desaparecido Molino La Usada.

Molino Castaño

Además de los ya mencionados, en la Sierra de los Molinos de Campo de Criptana encontramos los Molinos Castaño, Paleta y Burillo. Los tres ya aparecían en el Catastro de la Ensenada de 1752.

En estos molinos se están realizando trabajos (iniciados en 2022) de recuperación y consolidación. Estos trabajos consisten en la limpieza de los espacios y la consolidación de la estructura, de manera que estos elementos imprescindibles no se pierdan y podamos disfrutar de ellos durante muchos años.

Gracias a esta iniciativa se puede contemplar la plataforma original que estos molinos tenían en el S. XVIII, y otros elementos como hitos de amarre originales, de gran importancia para comprender los molinos históricos.

Molino Paleta

Además de los ya mencionados, en la Sierra de los Molinos de Campo de Criptana encontramos los Molinos Castaño, Paleta y Burillo. Los tres ya aparecían en el Catastro de la Ensenada de 1752.

En estos molinos se están realizando trabajos (iniciados en 2022) de recuperación y consolidación. Estos trabajos consisten en la limpieza de los espacios y la consolidación de la estructura, de manera que estos elementos imprescindibles no se pierdan y podamos disfrutar de ellos durante muchos años.

Gracias a esta iniciativa se puede contemplar la plataforma original que estos molinos tenían en el S. XVIII, y otros elementos como hitos de amarre originales, de gran importancia para comprender los molinos históricos.

Molino Burillo

Además de los ya mencionados, en la Sierra de los Molinos de Campo de Criptana encontramos los Molinos Castaño, Paleta y Burillo. Los tres ya aparecían en el Catastro de la Ensenada de 1752.

En estos molinos se están realizando trabajos (iniciados en 2022) de recuperación y consolidación. Estos trabajos consisten en la limpieza de los espacios y la consolidación de la estructura, de manera que estos elementos imprescindibles no se pierdan y podamos disfrutar de ellos durante muchos años.

Gracias a esta iniciativa se puede contemplar la plataforma original que estos molinos tenían en el S. XVIII, y otros elementos como hitos de amarre originales, de gran importancia para comprender los molinos históricos.